Las Corporaciones Autónomas Regionales del país rechazan este acto de crueldad contra la fauna silvestre y hacen un llamado a la comunidad a proteger las especies, a denunciar estos actos y a rodear a las CAR y demás autoridades en esta labor.

Bogotá, 21 de julio de 2020.

Un nuevo acto de violencia contra la fauna silvestre fue reportado por la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina – CORALINA.

Según la autoridad ambiental, aproximadamente a las 10:00 de la noche de ayer, fue alertada por vecino del sector de Sound Bay del avistamiento de una tortuga que llegaba a la zona posiblemente para desovar, y al hacer presencia se constató que una ciudadana la habría ayudado a liberar.

Horas más tarde la Policía Nacional a través del grupo de medio ambiente junto con CORALINA, evidenciaron la tortuga Carey en la playa de Jenny Bay en el sector de Ground Road con varias heridas con arma corto punzante (arma blanca), trabajo interinstitucional que logró frustrar su sacrificio por parte de algunos habitantes de la zona.

Las entidades iniciaron el protocolo de rescate y reanimación. La tortuga actualmente se encuentra entre la vida y la muerte, siendo intervenida por el técnico de fauna a la espera de su positiva evolución y pronta liberación. CORALINA, en cumplimiento de su misión como autoridad ambiental, iniciará el proceso de indagación preliminar para dar con el responsable del hecho de maltrato.

Según datos de las CAR, de los animales que han recibido en 2020 en los Centros de Atención y Valoración de fauna, ya sea por entrega voluntaria o decomiso, el 55% corresponden a reptiles, el 30% a aves y 16% a mamíferos. Por eso, continúan con la campaña #NoEstanSolos y hacen un llamado a la comunidad a proteger las especies, a denunciar estos actos y a rodear a las CAR y demás autoridades en esta labor.

ASOCARS, como entidad que representa y articula a las CAR, rechaza estos actos de crueldad contra de la fauna silvestre, como el ataque reportado por CORALINA de esta tortuga indefensa que solo buscaba desovar. “El trabajo articulado con la fuerzas pública y la comunidad debe continuar para lograr generar conciencia sobre la importancia de proteger nuestra fauna silvestre y no permitir que estos actos de crueldad se sigan presentando. Tenemos que seguir trabajando para que el tráfico de fauna desaparezca y los culpables de estos delitos sean castigados”, dijo Ramón Leal Leal, director ejecutivo de ASOCARS.